Primary tabs

Inicio > Los Lobos del Colmillo

Los Lobos del Colmillo

Soused de Scott Walker y SunnO)) 4AD, 2014.

Pocos han entendido la exclamación y sentencia de Antonin Artaud: “Pues la gran mentira ha sido hacer del hombre un organismo”  Esta puede pasar de largo y tomarse como un fracción del delirio de Artaud. Sin embargo no para Scott Walker. La música para  Scott Walker es un régimen de desorganizaciones. La trilogía realizada en más de 30 años comienza con el álbum Tilt, The Drift, Bisch Bosch y ahora Soused, a manera de epílogo, la cual está atravesada por una maquinaria sonora que se erige en resonancia con la cripta por desenterrar, una verbalidad viscosa por pronunciar, a manera de conjuro. Cada álbum determina su propia lógica y sus propias desorganizaciones.  Ciclos de desmembramiento sonoro y verbal se encuentran conectados en intensidades intestinales.  El ungüento “orquestal” se frota y se conecta entre pedazos sonoros de carne fresca (literal), gongs tibetanos, citars, sonajas, bramidos de burros, gritos de Donald Duck psicótico, cuernos de carneros, guitarras hawaianas vibrando distorsiones masivas, martillazos secos a cajones de madera; concertina y ukelele contaminan las orquestas wagnerianas rechinando disonancias pesadillescas.

La voz cuasi operística de Scott Walker desgarra su angustia,  busca superar bosquejando los centros gravitacionales de nuestro horror cotidiano; el más puro horror coronado en el centro de cada día.  Las calamidades de Scott Walker y su plaga sonora, buscan herirnos metafísicamente al imponernos un musical aberrante, una comedia brutal y doliente a la que nadie escapa, la risa atronadora ante la tragedia; donde incluso los grandes dictadores ven el día de sus desgracia (Clara, The Day The Conductor Died (An Xmas song)

Cacofonías verbales se asumen en letras que son acertijos, pasajes cuánticos en el tiempo y donde el lenguaje genera embrollos que retuercen el significado: “Epicanthic knobbler of ninon, arch to Macaronic mahout in the mascon”  La verbalización hiperactiva se clava, en las canciones/sanciones (si podemos llamarlas así); son organizaciones dislocadas, se proclaman como terminales nerviosas internas en un cuerpo sacudido, desorientado y doliente.

El caso del álbum Soused donde el grupo SunnO)) se involucra y responde al llamado del más oscuro vacío; el constante enfrentamiento de Scott Walker.  El Álbum dividido de 5 cortes, delinea una zona de abismos, generados por el retumbar de la distorsión de guitarras ultra cavernosas.  Drone mesurado, que permite arrojar la suficiente negritud para soltar la voz de Walker en el espacio sonoro; la voz procede de una altura montañesca, parajes eneblinados de lava seca. Poderosa pared sonora abarcante, la cual logra equilibrar los elementos a pesar de que el despliegue percusivo sea menor que en los discos anteriores. Como en todos sus discos, Walker no nos señala el vacío, lo habita, lo condensa y lo hace más hondo.  Sin duda Soused es un epílogo épico que insinúa el final de un ciclo, pero es a su vez un despertar a la organización de la voluntad propia y desmesurada, como alguna vez lo sugirió Antonin Artaud.

Esta hondura recae obsesivamente en Scott Walker, la cual se torna un proceso  de excavación sobre la tierra como un buscador de tumbas. Se adentra en el tiempo “histórico” y va encontrando las narraciones más soterradas, capítulos perdidos fuera del gran libro. Criptanarración que Walker busca aullar. Voracidad vocal,  que deviene máquina arqueológica: taladros, punzones, palas, cepillos. El relato es la momia que hay que desvendar; pero antes hay que cepillar la cripta.

Es por eso que sus palabras y frases son simultáneamente conjuros mágicos antes del desenterramiento. Es lo opuesto a lo que ha hecho Estados Unidos: enterrar los miles de cadáveres que sustentan su poderío y alimentan su historia, su progreso. Construcción nacional que  deja criptas sobre criptas conforme se acumulan, capas y capas de genocidios silenciados; como una especie de petróleo que aceita su ansia de redención: ¡libertad para todos los pueblos! Círculo profético, sol negro devastador.

Bump the beaky
Where no worm
Squirm
Bump the beaky


Custodiunt migremus
Custodiunt migremus
Custodiunt migremus

No hay otro camino más que el frenesí delirante que hace estallar al arqueólogo en mago disidente, esquizoshaman que introduce códigos conjuros encriptados para desincripar  las capas y sedimentos del tiempo. Doble mecanismo que nos lleva al interior de la cripta pestilente. La miasma histórica y su adecuado exorcismo.

Ho,ho watenay
Ho,ho watenay
Ho,ho watenay
I am closing in
I am closing in

Soused es el camino sin retorno o acueducto del cierre de un círculo atroz. El camino de un verdadero americano y su tragedia a cuestas. Es la tetralogía vuelta opera de un vaquero solitario sin redención, perseguido por sus sombras y sus espectros. Y siempre en el centro del círculo, el gran tirano y sus múltiples rostros, dictador, déspota, ese lugar que siempre va estar conduciendo el horror, hoy llamada democracia (Herod 2014)… buscando niños por destruir.  La naturaleza del poder es un misterio;  todos los sistemas políticos conllevan a lo mismo: fosas, pantanos. Una historia de lo irreconocible e indecible. Para Scott Walker queda aullar los colmillos del lobo.